LA MODA

LA MODA

(Transcripción documento MUA 2.2 del Archivo Personal Manuel Uribe Ángel)

De todos los tiranos del mundo, la moda me parece el más imperioso y absoluto tirano. Si comparo a ella lo que se dice de GengisKan, de Fimirlenk,  de Dionisio de Siracusa, de Don Pedro el Cruel, de Don Juan Manuel Rosas y del dr. Francia, todo me parece poco comparado con el poder tremendo de la moda.

Doña Eugenia de Montijo mujer de Napoleón III,  y por ende emperatriz de los franceses, hallándose en estado grádido y por tanto poco propio para presentarse en público, sin algún sentimiento de pudor, consulto a su modista, la cual por ser francesa de sangre pura, ideó sacar de la dificultad a su soberana Majestad, inventando la crinolina; traje adecuado para ocultar el abultamiento del vientre producido por tal estado, y de allí vino el uso de aquel mueble, que no fue empleado únicamente por personas que se hallaban en la condición de la emperatriz, sino también por toda clase de mujeres que resolvieron llevarle.

Exageraron tanto las dimensiones de la susodicha crinolina que bien pronto las calles estrechas se hallaban obstruidas por semejante traje y los transeúntes a retroceder camino o a atropellar con fuerza por el flanco de quienes la llevaban.

Un cura de mi tierra, observando la extravagancia de tal uso, se pronunció contra él; y en las calles, en el altar y en el pulpito, tomaba furibundo contra moda tan deshonesta.

A medida que el sacerdote atacaba, las hembras insistían y cuando el párroco arremetía furioso, las dimensiones de la crinolina aumentaban de manera inconcebible.

En combate singular el párroco y la moda, el primero quedo derrotado y el empleo del invento quedo triunfante hasta que la reflexión y el convencimiento llegaran a dar en tierra con el.

Cuando esto sucedía en la ciudad de mi nacimiento, en un pueblo aledaño ocurrió cosa distinta, pero de acuerdo siempre con las exigencias de la moda. Señoras y Señoritas principales pusieron sobre su cabeza, por vía de adorno y como señal llamativa, ya un clavel, ya una rosa, y el efecto de éste primer ensayo debió parecer también a las otras damas del lugar, que en vez de la simple rosa del principio o del clavel inicial, agregaron geranio y un heliotropio, y no pareciendo esto bastante a las niñas y señoras que siguieron pusieron siemprevivas y princesas, jazmines y violetas de modo qué, llegó a tanto el aumento de las flores naturales puestas en la cabeza y el pecho, sobre las ruedas y faldas de los vestidos, que al fin se convirtió todo aquello en un complicado ramillete, o más bien en un jardín corporal.

Había en el pueblo á que aludo un cura viejo, testarudo e intolerante, quien al contemplar tal abuso, resolvió combatirle con empeño y dar en tierra con el valiéndose de la autoridad de su ministerio. El venerable sacerdote predicaba a voz en grito contra semejante costumbre; pero aunque regañase con furia, sus feligreses hembras aumentaban progresivamente el empleo de sus queridas flores. El combatiente no tuvo ventaja alguna en su calurosa campaña; pero sucedió que mientras todo esto pasaba la muerte inexorable dio término fatal a la existencia del párroco.

Como quiera que,  cuando un emperador fallece le sucede otro, y que, cuando un Papa muere venga otro Papa, y que á la muerte de un cura nombran otro cura, se designó por el prelado uno nuevo que sucediese al anterior.

Era el nuevo pastor de almas, un clérigo joven, despierto, instruido y perito conocedor del mundo y sus tendencias.

Al llegar al lugar de su destino, hombres y mujeres le salieron al encuentro, y quedaron encantados de su afabilidad y cortesía, de sus maneras cultas y de la amenidad de su lenguaje.

El domingo siguiente a la toma de posesión del curato, después de la misa, subió al púlpito y enderezo a su auditorio un florido discurso que concluyó con estas semejantes palabras: “Yo sé que mi predecesor, sujeto respetable bajo todo aspecto, ha predicado mucho en contra de la moda, que aquí se tiene, de llevar flores en profusión por todos los lugares:  en las calles, en el templo y por doquiera. No me opongo a tal uso, antes lo apruebo y os pido que continuéis en tan laudable propósito” Este discurso encantó a todas las damas que estaban interesada en continuar su costumbre.

Días después, el joven sacerdote, volvió e insistió sobre lo que él había, llamado antes “plausible costumbre”, y agregó: “El hombre y la mujer fueron hechos por Dios con el lodo de la tierra, y en tal virtud su organización es corruptible. No faltan a la especie humana motivos de fermentación pútrida, que producen malos olores, y tanto el hombre como la mujer, contienen un principio de hediondez, que debe ser neutralizado, y es por eso, por lo que he aconsejado a las damas de mi parroquia que preserven el empleo de las flores naturales, porque estas con su aroma destruyen el aliento desagradable que exhalan con frecuencia los órganos de sus cuerpos putresibles”

A medida que el curita explanaba su plática, universal movimiento de manos y brazos revelaban que, señoras y señoritas arrancaban de su cabellera, de su pecho y sus vestidos todas las flores que les servían de adorno y las arrojaban con disimulo en el pavimento del templo.

Concluida la misa, dos respetables matronas, se hallaron la una en frente de la otra “Dizque hediondas nosotras; eso si que fuera. Si pensará el señor cura que efectivamente apestamos con nuestro aliento”.

Al siguiente día, llamó el párroco al sacristán y le interrogó de la manera siguiente: “Y que hay en la iglesia”? “pues casi nada señor; gran lidia me ha estado sacar toda la basura que dejaron las señoras después de la misa”.

“barre bien todo eso y arroja todas esas flores marchitas al muladar inmediato.

Así se hizo y el abuso de las flores quedo extinguido para siempre.

¡Alma bendita Don Miguel de Cervantes Saavedra! Si para combatir las órdenes de caballería, no hubiese empleado el método del señor cura a quien me refiero, todavía estaríamos leyendo las crónicas de los doce pares de Francia, de Explandian de Inglaterra, de los Caballeros de la Mesa Redonda, de el Rey Arturo, de Don Amadis de Gaula y de tantos otros héroes con los cuales dio en tierra el espléndido historiador de don Quijote de la Mancha.

Aunque parezca atrevimiento de mi parte, me atrevo aconsejar a los predicadores católicos de mi tierra, que cuando quieran combatir una moda absurda no la tomen en serio. Atáquenla por el lado ridículo que no es difícil hallar en personas y cosas de este mundo.

Envigado Diciembre 24 de 1901.

Conoce este y otros documentos, visita el Archivo Histórico de Antioquia aquí: https://archivohistoricodeantioquia.wordpress.com/servicios/visitas-guiadas/

La importancia de la Gestión Documental como eje estratégico en el desarrollo e implementación del Modelo Integrado de Planeación y Gestión MIPG

Auditorio Luis López de Mesa, Palacio de la Cultura “Rafael Uribe Uribe” Carrera 51 52-03, Zona Parque Berrio

Entrada LibreMIPG

Evento en el Marco de la Semana de los Archivos 2018

El estado colombiano en busca de que las entidades públicas sean más eficientes en su gestión administrativa, además, que sean integras, transparentes e innovadoras, ha diseñado una herramienta que integra los sistemas de Gestión y de Control Interno, denominada MIPG, la cual es el resultado de la participación de 10 entidades del estado y 16 políticas entre las cuales está la de gestión documental, de allí se ha dedicado una dimensión de las 7 que tiene MIPG, para el cumplimiento de la ley general de archivos 594 de 2000, en cuanto a la gestión de información y documentación en cada organización del estado, de ahí su importancia en el desarrollo e implementación de la herramienta.

El conferencista: César Augusto Rojas Tejada, archivista de la Universidad de Antioquia, especialista en alta gerencia y estudiante de maestría en administración MBA de la Universidad de Medellín, líder del centro de administración documental de la Hidroeléctrica Ituango, consultor de CSD Consultorías & Servicios Documentales y docente catedrático de la Universidad de Antioquia.

Entrada Libre, Inscripciones: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSfgI-c4hWBoh1KYmmN57DOoi0uJQTFuuL0a61C3HUOm-gOaYw/viewform

Presentación del Libro Historias del Automóvil en Colombia

HISTORIA AUTOMOVIL

Octubre 8 de 2018 Hora 3:30 pm  Entrada Libre

Lugar: Auditorio “Luis López de Mesa” del Palacio de la Cultura “Rafael Uribe Uribe” Carrera 51 52-03 Sector Parque Berrio.

El libro es es producto de 22 años de trabajo e investigación, recorriendo archivos  y entrevistando a los más destacados personajes de la afición a los autos antiguos y clásicos en Colombia.

El libro se compone de 9 capítulos, que cubren desde 1880 hasta 1970, toda la historia Colombiana del automóvil, los primeros autos en varias regiones del país, las agencias automotrices,  las vías de comunicación, la publicidad de cada periodo, acompañada de la historia de los combustibles, aceites y llantas durante este periodo.
Los personajes que participaron en el desarrollo de esta historia a nivel nacional, entre los que se destacan Coriolano Amador, Gonzalo Mejía, Antonio Puerto, Leónidas Lara,  Gustavo Pradilla, Luis Fernando Hoyos, Hernando Caicedo Caicedo y Ernesto V. Duperly.
Las historias de las epopeyas en los primeros viajes de una ciudad a otra.
La llegada de los primeros automóviles a las principales ciudades Colombianas y su difícil epopeya.
El libro contiene un total de 127 historias distribuidas en los diferentes capítulos y con cerca de 1.575 fotografías de gran calidad.
Los nueve capítulos son:
1-Caminos, coches y victorias (1880-1899)
2-Los Pioneros (1900-1909)
3-La Industrialización (1910-1919)
4-Los Importadores (1920-1929)
5-El Desarrollo Automotriz (1930-1939)
6-La década de la Guerra Mundial (1940-1949)
7-La elegancia (1950-1959)
8-La Industria Automotriz (1960-1970)
9-Entrevistas a Personajes del mundo del automóvil
El autor: Juan Guillermo Correa Naranjo, Egresado de la Escuela de Administración y Finanzas EAFIT como administrador de empresas
Fundador de las empresas Athlon y Ellipse
Fundador Museo del trasporte de Antioquia
Presidente Club Clásicos y Antiguos de la Montaña CLAM
Aficionado a los autos antiguos, la música, la historia y en los últimos 22 años investigador y escritor, de mi obra las Historias del Automóvil en Colombia
Miembro de la junta de La Fundación Museo del Transporte y de la federación Colombiana de Clubes de Autos Clásicos y Antiguos.
Empresario textil, ganador del premio Analdex 2008, al merito exportador en la categoría Mediana Empresa.

Inscripciones: aquí

Reales Cédulas

TOMOS: 1-3 y 895

FECHA INICIAL: 1603                    FECHA FINAL: 1843

PROCEDENCIA INSTITUCIONAL:

La Real Cédula es el despacho del Rey expedido por algún tribunal superior en que se concede alguna merced o favor. La Real Cédula era un documento dispositivo que encerraba un precepto de gobierno, era el medio de comunicación entre el Rey y las autoridades Indianas. Su origen se puede establecer en la evolución de las Cartas Misivas Oficiales del reinado de Enrique II de Castilla (1369-1379), ya que la evolución de una de sus fórmulas llega a la Real Cédula, durante el periodo de Juan II de Castilla (1404-1454).

Las Cédulas se encuentran expedidas por el Rey en diferentes lugares de España.
El 76% de la documentación pertenece al Fondo de la Gobernación de Antioquia; el 19% al Fondo del Cabildo de la Ciudad de Antioquia y el 3% al Fondo de las Cajas Reales de la Ciudad de Antioquia; además hay un 2% de documentación que pertenece al Superintendente Vicario Eclesiástico de la Provincia de Antioquia

PERIODO:
1559-1810
[1780-1789, 1800-1809, 1770-1779, 1610-1619, 1790-1799, 1600-1609, 1670-1679, 1680-1689, 1620-1629, 1630-1639,1590-1599, 1710-1719]
(1720-1729, 1640-1649, 1740-1749, 1750-1759, 1580-1589, 1550-1559, 1660-1669)
VOLUMEN: Consta de 4 tomos.

ORDENACIÓN: Su ordenación es cronológica sin ser rigurosa.

INSTRUMENTOS DE CONSULTA:
Índice mecanografiado y Descripción bajo noma ISAD(g).

DESCRIPCIÓN INFORMATIVA:
Está conformado por Reales Cédulas, Reales Provisiones, Reales Ordenes, Probanzas y Mandamientos.

Contiene información sobre reglamentación de reales justicias; procedimientos para realizar fianzas; procedimientos sobre los derechos de los hijos de los encomenderos y conquistadores para ocupar cargos públicos; traslados a sumarios de procesos a otras instancias; levantamiento de embargos de bienes; otorgamiento de mercedes; concesión de encomiendas; nombramientos de escribanos; instrucciones sobre constitución de escuelas y el uso del castellano; remates de oficios concejiles; erección de curatos

TÍTULOS COMPLEMENTARIOS:
Reales Ordenes, Reales Provisiones, Órdenes Superiores, Despachos Superiores, Decretos Superiores.

LUGARES A QUE SE REFIERE:
Véase la columna lugar en la descripción.

ESTADO DE CONSERVACIÓN:
El 37% de la documentación está deteriorada por agentes químicos y biológicos.

Descargue esta descripción